5 Consejos para presentarte a una convocatoria (concurso) de diseño

Hace unos días cerramos las inscripciones para la convocatoria de diseño Toca Madera, una convocatoria de diseño sostenible que buscaba seleccionar al mejor talento joven de España. El reto: diseñar un objeto infinito, que rompa con la cultura consumista de “Usar y Tirar”.

La convocatoria tuvo un éxito rotundo, siendo capaz de convocar cerca de 200 personas (en grupos e individuales) entre las que se encontraban diseñadores, arquitectos y artistas de todos los rincones de España, ¡muchas gracias a todos lo que se inscribieron! Como ya os podéis imaginar, la jornada de trabajo para el comité de selección de esta primera fase fue muy larga y difícil, tenían que revisar cada uno de los porfolios y currículum de los inscritos para seleccionar solo 30 (conoce los 30 seleccionados aquí) que pasarían a la segunda fase y que presentarán sus proyectos en la Central de Diseño de Matadero Madrid, del 30 de septiembre al 3 de octubre

Si eres uno de los que NO fuiste seleccionado te estarás preguntando ¿por qué ellos sí y yo no? y aunque nos encantaría dar una respuesta personalizada a cada uno de vosotros, es humanamente imposible para el equipo de Toca Madera hacerlo. Sin embargo, pensamos que sería interesante, especialmente para los diseñadores y creativos más jóvenes, saber qué aspectos se deben cuidar si quieres que tu candidatura tenga una mayor posibilidad de ser seleccionada, aun cuando no cuentes con mucha experiencia profesional, o un porfolio de proyectos muy extenso.

Aquí te dejamos 5 consejos que seguro te van a ayudar 

1. Lee bien las bases de la convocatoria para no perder antes de participar

Parece obvio, pero durante la fase de selección la forma más rápida de descartar una candidatura es ver cuáles de ellos no cumplen los requisitos básicos, especialmente en aquellos donde se presentan muchos participantes. Por ejemplo, si las bases te exigen enviar un archivo pdf con 2-3 proyectos y tú adjuntas una hoja de Word con un enlace a tu página web, el jurado no se va a tomar la molestia de revisar tu web, y directamente tu candidatura pasará a la pila de los descartados, aunque tus proyectos sean muy buenos y tu experiencia profesional sea muy amplia. Si no muestras interés en recopilar tus mejores proyectos, el comité de selección tampoco se tomará las molestias ni el interés en ti.

Por eso antes de presentarte a este tipo de competencias, toma el tiempo necesario para leer las bases, haz un check list con todo lo que debes preparar y presentar y ya que estás, lee la parte legal de la convocatoria para asegurarte que no le estás vendiendo el alma al diablo.

2. Selecciona los mejores proyectos, y por mejores, nos referimos a los más relevantes

Otro consejo que parece obvio, pero que tiene más chicha de lo que podéis creer. No siempre el mejor proyecto es el que más galardones tiene, o el que más bonito te haya quedado. Cada convocatoria busca un perfil de diseñador diferente, por ejemplo, hay diseñadores que tienen mucha experiencia trabajando con cerámicas o plásticos pero nunca han tocado un trozo de madera en su vida y la convocatoria exige que la propuesta sea en madera; si ponemos a los primeros y lo comparamos con un diseñador que tiene proyectos menos sofisticados pero experiencia con el material, estarán compitiendo al mismo nivel, porque sus diseños tendrán un valor añadido de conocimiento.

En este apartado también es importante mencionar que una foto (una buena foto) vale más que mil renders; es decir, escoge proyectos que hayas fabricado por encima de modelos 3D, aquí estarás demostrando tu valía no solo para diseñar, sino también, muestras tu capacidad para fabricar. En el caso de Toca Madera, esto se tuvo muy en cuenta puesto que una de las fases es la fabricación de los proyectos. Es muy “fácil” hacer que una idea se vea bien en papel, pero no es tan “fácil” hacerlo realidad, el papel soporta todo lo que dibujes en él. Los computadores y programas 3D son un buen recurso, pero una cosa es tener un modelo 3D y otra muy diferente tener que fabricarlo; en la segunda siempre fallan cosas. La única razón para usar solo renders es que no tengas más proyectos.

Es importante también el orden de los proyectos, el mejor de todos y el más relevante para la candidatura debe ir al inicio, ¡es el primer impacto para el comité! Si hay proyectos que no te convencen, abstente de ponerlo. Más vale un proyecto bueno, que un proyecto bueno y otro mediocre. El comité de selección tendrá en cuenta el criterio que tengas a la hora de escoger tus proyectos.

Otro error muy común es presentar proyectos de otras disciplinas, si la convocatoria es de diseño industrial o de producto, presentar un proyecto de diseño gráfico, no aporta ningún tipo de valor, si quieres demostrar tu habilidad gráfica diseña un CV y un porfolio más allá de una hoja en blanco con fotos. 

Resumiendo, ten criterio a la hora de seleccionar los proyectos que vas a incluir, estudia a quién te estás dirigiendo, y cuales la tipología de diseño que buscan.

3. Haz que tu porfolio y currículum destaque (preferiblemente no de forma negativa)

Un PDF con dos hojas llenas de fotos no es un portafolio, así como un una hoja de Word con solo líneas de texto sin ningún tipo de orden, es un CV. Estos dos archivos son tu carta de presentación y la única forma de “hablar” con el comité de selección, cuida su presentación y diseño.

En el caso del portafolio debe ser un elemento muy visual con IMÁGENES DE BUENA CALIDAD y con texto explicativo corto y con valor. Debemos entender que hay que revisar muchos de ellos, si las imágenes no se entienden y para explicar tu idea usas 3 párrafos en Arial 10, el comité de selección no se tomará el tiempo de leerlo; por el contrario un infográfico por cada proyecto, con lupas de detalles y texto destacado, no solo permitirá al jurado apreciar mejor tu diseño, si no que demostrará profesionalidad y que te tomas el tiempo para presentar tu candidatura, además de las habilidades técnicas que estés demostrando en su elaboración.  

Para el CV aunque debe ser un documento más formal, sería ideal que se ajustara a la misma línea gráfica de el porfolio, además debe reflejar de forma ordenada tus estudios, experiencia y habilidades, todo en una sola hoja. Si vas a incluir una foto, procura verte profesional, no una de facebook recortada donde no se te ve el brazo porque estabas abrazando a un amigo o sujetando una copa. Al igual que con en el porfolio, debe ser fácil de revisar para los jurados.

Resumen, sé claro, conciso y directo. Ten en cuenta que no van a estar con tu porfolio y CV más de 2 o 3 minutos (y es mucho).

4. Se sincero, y da el crédito que merecen a los que hayan trabajando contigo

Es normal, que para el desarrollo de algunos proyectos hayas necesitado ayuda, o te hayas visto involucrado en proyectos donde eran un grupo de diseñadores. No hay ningún problema en querer incluir este tipo de trabajos a una convocatoria de diseño, el problema real está cuando no especificas cual fue tu participación en el proyecto o peor aún tomas la autoría total de la idea, cuando en verdad tu única participación fue tomar la foto del equipo.

Lo mejor, si decides presentar un proyecto grupal, es darle crédito a todos los involucrados y hacer un resumen de tu participación el el proyecto; si tu participación fue muy poca, pues tal vez no estás seleccionando el proyecto adecuado.

5. Tomate tu tiempo, pero no hasta el último día

Es fácil ver cuando un persona se tomó el tiempo para presentar su convocatoria, y aunque se pueda pensar que es un detalle poco apreciado, da muestras de profesionalidad y carácter como diseñador. Por el contrario, cuando le dedicas solamente 5 minutos a la inscripción y se presenta en el último segundo, se aprecia caos y la información que quieres transmitir no está bien comunicada.

Por eso, organízate, revisa toda la información de las bases y tomate tu tiempo para prepararlo bien. Claridad, concisión y siempre directos al grano. 

¡Esperamos que estos consejos te sean de ayuda para futuras convocatorias! 

¿Te pareció interesante? Ayúdanos a compartirlo