Vivero de ideas | exposición de maquetas

En esta segunda fase han germinado los proyectos. Las semillas que quedaron en cada uno de los concursantes después de conocer a fondo las bases del concurso y de llenar sus mentes con la formación en madera, han permitido el brote de nuevas ideas para encontrar la respuesta al “diseño de objetos infinitos”. 

 Para esto, los equipos debieron tomar esas pequeñas semillas y cuidarlas hasta que fuese un pequeño brote, regandolas con su conocimiento y nutriéndose con nuevas ideas, para luego, cuando ya fuese un proyecto joven seleccionar las mejores ramas que llevarán la idea a ser un proyecto fuerte y frondoso que pueda terminar de crecer en la siguiente fase.

 La idea de este concepto es representar el proceso de crecimiento y desarrollo de los proyectos desde la perspectiva de una planta que se va desarrollando poco a poco, un símil perfecto entre la madera frondosa y el proceso de diseño de productos industriales

El objetivo era desarrollar un espacio que se asemeje a un vivero, con huertos delimitados donde estarán expuestos los proyectos, en compañía de plantas que decorarán los espacios libres entre proyecto y proyecto. Cada maqueta contaba con las fichas de proyecto que enviaron los concursantes y luces focales que las hacían  resaltar.

 La instalación se extendía por todo el espacio, generando recorridos como si de un vivero se tratara, y las maquetas se levantaban solo unos pocos centímetros por encima del suelo, obligando a los visitantes a agacharse para apreciar con más detalle cada una de ellas.

El resultado final lo pueden apreciar en esta galería de imágenes: